Saltear al contenido principal
Fundación para la conservación del Patrimonio Histórico de Navarra
Detalle De La Zona De Cocina Del Albergue
Detalle De La Zona De Cocina Del Albergue
Literas Del Albergue
Detalle De Una Estancia
Detalle De La Zona De Cocina Del AlbergueLiteras Del AlbergueDetalle De Una Estancia

Inauguración del albergue de peregrinos de Roncesvalles

El proyecto forma del Plan Navarra 2012 y la inversión ha sido de 6,4 millones de euros.

El Presidente Navarra, Miguel Sanz Sesma, ha inaugurado este mediodía en Roncesvalles el albergue de peregrinos. Al acto han asistido, el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez González, la presidenta del Parlamento de Navarra, Elena Torres Miranda, el alcalde de Saint-Palais (Baja Navarra), Jean Jacques Laustaudaudine, el prior de la Colegiata de Roncesvalles, Jesús Idoate, y, en representación de los peregrinos, el holandés Cornelius Slegers.  El acto ha contado también con la presencia del consejero de Cultura, Juan Ramón Corpas, y la consejera de Administración Local, Amelia Salanueva, entre otras autoridades civiles y eclesiásticas.

Esta dotación cultural y turística forma parte del Plan Navarra 2012. Su financiación ha estado a cargo del Gobierno de Navarra, a través de la Fundación para la Conservación del Patrimonio Histórico de Navarra. La inversión total ha sido de 6.389.325,80 euros, de los que cinco millones de euros están recogidos en el Plan Navarra 2012, que cuenta con el apoyo de UPN, PSN y CDN, y que considera el albergue una actuación prioritaria.

Durante su intervención en el acto de inauguración del albergue, el Presidente Sanz ha destacado el esfuerzo del Gobierno por potenciar la imagen de Navarra como “la primera del Camino” hacia Santiago de Compostela desde la Europa continental, circunstancia que ha “empapado la personalidad Navarra y que nos relaciona con pueblos y gentes de España, de Europa y del mundo entero”. “Con la inauguración del nuevo Albergue de Roncesvalles, potenciamos y proyectamos hacia el futuro del siglo XXI, una tradición milenaria consolidada a través de los tiempos y que ha dado a Roncesvalles y en general a Navarra, un renombre de tierra acogedora y hospitalaria, abierta, generosa y universal”, ha asegurado.

La obra en su conjunto ha constado de tres proyectos: el de derribo, ejecutado entre 2008 y 2009, con un coste final de 884.228,54 euros; el de estructuras (2009–2010), con un coste de 2.506.549,01 euros; y el de  adecuación interior (2009-2011), con un coste final de 2.881.738,14 euros. Los tres proyectos han sido ejecutados por Construcciones Leache. El presupuesto del mobiliario asciende a 117.023,83 euros.
El edificio que acoge el albergue se reconstruyó como hospital por José Poudez a finales del siglo XVIII. De su proyecto, que conformaba un claustro con el apoyo de la fachada septentrional de la iglesia, sólo se construyó un ala, la de levante, y así ha llegado hasta hoy. El edificio fue arruinado por un incendio en los años cuarenta del pasado siglo y rehabilitado en 1982 para convertirlo en escuela de capacitación agraria por, el Departamento de Educación y Cultura del Gobierno de Navarra, previa cesión del inmueble por parte de la Colegiata por un período de veinticinco años, que finalizó en 2007.

La restauración y rehabilitación del edificio como albergue de peregrinos de la Real Colegiata se ha realizado respetando los elementos conservados del proyecto original y responde a dos objetivos fundamentales: albergar el máximo número de peregrinos posible y recuperar la idea original del paso a cubierto en la planta baja del edificio.